Plásticos sostenibles

Aunque en ocasiones los plásticos tienen mala fama por lo que se refiere a los problemas de sostenibilidad, no hay que olvidar que también ofrecen a la sociedad grandes ventajas que promueven la mejora de la calidad de vida y del medio ambiente.

Los plásticos son ligeros en comparación con el vidrio y contribuyen a ahorrar toneladas de emisiones en la cadena de distribución y logística de los productos que usamos en nuestras vidas cotidianas.

Los plásticos también son resistentes y, en forma de recipientes, ofrecen un nivel de protección muy elevado para su contenido, impidiendo derrames, pérdidas y daños.

Los plásticos se reciclan fácilmente y la industria del plástico europea están trabajando con ahínco para cerrar el círculo de botella a botella de la forma más rápida posible. El reto consiste en crear una economía circular en la que los residuos se consideren una materia prima valiosa y no escapen del círculo de reciclaje.

De las 3 147 000 toneladas de botellas y recipientes de PET que entraron en el mercado europeo en 2016, se recogieron alrededor de 1 880 900 toneladas (un admirable 59,8 %) y, de ellas se reciclaron mecánicamente 1 773 200 toneladas.


PLÁSTICOS SOSTENIBLES

Productos de PET reciclado conseguidos

Existen alternativas recicladas disponibles para las botellas de PET y HDPE utilizadas en los sectores de cosmética, alimentación y productos químicos, y todos los meses se desarrollan y fabrican líneas de productos nuevas para los propietarios de marcas y los minoristas, que contribuyen a la economía circular.

Plastico sostenible
rPET productos Frapak

La principal ventaja de las botellas y los tarros de PET reciclado y HDPE reciclado es que son parte integrante de la economía circular. La producción de las materias primas ahorra energía en comparación con la cantidad utilizada para crear plásticos vírgenes, con una contribución significativa a la reducción de las emisiones de carbono. El reciclaje de botellas y tarros de plástico es una parte integrante de este sistema de círculo cerrado, y permite usarlos una y otra vez.

Por supuesto, existen algunas preocupaciones sobre el uso de plásticos reciclados como materia prima; el uso sostenible de plásticos no es algo que se alcance sin esfuerzo y sin coste. La principal preocupación para Frapak, como productor de envases reciclados, es la estabilidad de la materia prima y la precisión de las especificaciones, que pueden dar lugar a imperfecciones estéticas. Cuando se usan plásticos reciclados, la desviación del color puede ser mayor, mientras que los materiales vírgenes tienen especificaciones muy precisas.


 


El valor LAB especificado en CIELab

El tono grisáceo o azulado característico del rPET puede convertirse en un problema en el caso de las botellas y los tarros transparentes. Cuando se fabrican botellas de colores, el colorante se puede adaptar de tal manera que es posible corregir el tono del plástico reciclado. En el caso de las botellas de rPET de colores brillantes, la mezcla de material virgen y de material reciclado permite conseguir el equilibrio perfecto. El HDPE reciclado tiene un olor característico que es común para su aplicación. En el proceso de reciclaje de los materiales de HDPE, este olor se puede eliminar por completo al introducir disposiciones especiales en la línea de reciclaje.

Actualmente se utilizan bioplásticos para producir botellas de HDPE, ya que el polietileno se extrae fácilmente de los aceites biológicos. En Brasil, más del 18 % de los vehículos funcionan actualmente con bioetanol, que emplea la misma fuente que el bioplástico, la caña de azúcar.

El biopolipropileno es técnicamente menos viable debido a la ausencia de polímeros C3 en la cadena del bioplástico, aunque pueden conseguirse mezclas de hasta el 30 %.

Cielab

Bioplásticos

El modelo ecológico Go green de Frapak se basa en los avances continuos en los que los plásticos reciclados y los bioplásticos desempeñan un papel específico.

La principal ventaja de los bioplásticos

La principal ventaja de los bioplásticos es que la sociedad cuenta ahora con un flujo de materia prima con un valor de emisiones de carbono posiblemente negativo. La principal desventaja es que para su creación se utiliza materia prima de primera generación como el maíz o la caña de azúcar, lo que incrementa la presión sobre recursos escasos como el agua y la tierra y requiere una intensificación de las labores agrícolas. En un futuro cercano se podrá usar una segunda generación de materias primas procedentes de flujos de residuos orgánicos, lo que contribuirá a aliviar las principales preocupaciones derivadas del uso de los bioplásticos.

BioPET: nuestro nuevo avance

Nuestro nuevo avance es el bioPET, o más bien PEF (furanoato de polietileno). Este material con base biológica aún no está disponible a escala industrial, aunque muchas fábricas piloto ya están produciendo pequeños lotes para evaluar su capacidad de transformación y sus propiedades.

GOgreen BIObased
Cesta
0